lunes, 12 de marzo de 2012


 A veces la decisión de irse duele menos que quedarse. Si te quedas es porque esperas algo y ese algo puede no llegar nunca. Cuando pasamos por ciertas situaciones dolorosas (dolorosas para uno, claro) es cuando reaccionamos y nos preguntamos si vale la pena esperar por ese algo, si ese algo va a llegar algún día o estas esperando en vano, desperdiciando ese tiempo valioso.
~ Es por eso que siendo una persona fuerte, nunca pensé que iba a decirlo, pero hoy decido bajar los brazos, ya no luchar más. Saco mi pañuelo blanco ante ustedes y les deseo lo mejor. SEAN FELICES.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario