miércoles, 23 de marzo de 2011

Odio recordar cosas malas.
Odio tener que ser siempre yo la primera en iniciar una conversación.
Odio haber amado a gente que la consideraba amiga y que ya no esté para mí.
Odio no estar con la persona que quiero.
Odio que todos esperen más de mí.
Odio tener que convivir con gente falsa.
Odio que antes tuviera miles de amigos y ahora una mano se hace demasiado para contarlos.
Odio sentir odio a mi vida.
Odio mis cambios de humores tan fácilmente.
Odio llorar.
Odio sentirme mal.
Odio recordar buenos momentos con personas que ya no veo.
Odio sentirme una mierda.
Odio ocultar mi tristeza detrás de una sonrisa.
Odio que un fin de semana este aburrida y no tenga con quién pasarlo.
Odio haber perdido amistades.
Odio haberme enamorado de gente que NUNCA valió la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario